crossorigin="anonymous">

Parque Doña Casilda

El Parque Doña Casilda, donado por Casilda Iturrizar en 1907, es un emblemático espacio verde en Bilbao, País Vasco, España. Diseñado por Ricardo Bastida y Juan de Eguiraun, este jardín inglés es considerado el único pulmón de la ciudad.

Con un estanque habitado por diversas especies de aves y apodado 'parque de los Patos', cuenta también con una fuente ornamental, una pérgola utilizada para actividades musicales y teatrales, un carrusel clásico y el Museo de Bellas Artes.

Conectado con Abandoibarra y el Ensanche, se destaca por su ampliación en 2006 y su variedad de vegetación, esculturas y monumentos.

Contenido
  1. Cómo llegar al Parque de doña Casilda de Iturrizar
  2. Historia y donación del Parque de Doña Casilda
  3. Características y atracciones del parque
  4. Desarrollo y ampliación del Parque de Doña Casilda
  5. Vegetación, esculturas y monumentos del parque
  6. Actividades y puntos de interés adicionales
  7. Importancia del Parque Doña Casilda como pulmón verde de Bilbao
  8. Disfrutando del Parque Doña Casilda
  9. Actividades recreativas como paseos, ejercicio y juegos infantiles
  10. Qué ver en Bilbao

Cómo llegar al Parque de doña Casilda de Iturrizar

La estación de metro más cercana es la estación "metro Moyua", que es una de las principales intersecciones del metro de Bilbao y está cerca del parque.

Esta estación es una parada importante y cuenta con conexiones a diversas líneas.

El parque está ubicado muy cerca de la estación, a pocos minutos a pie. Sigue las señales que indiquen la dirección hacia el parque o pregunta a los locales para asegurarte de que vas en la dirección correcta.

Historia y donación del Parque de Doña Casilda

El Parque de Doña Casilda tiene una rica historia que se remonta a su donación en 1907 por parte de Casilda Iturrizar, una generosa benefactora de Bilbao. Su gesto desinteresado permitió la creación de este emblemático espacio verde en la ciudad.

Donación de Casilda Iturrizar en 1907

Casilda Iturrizar realizó la donación del terreno en 1907, con el objetivo de proporcionar a los habitantes de Bilbao un lugar de esparcimiento y naturaleza. Su generosidad ha dejado un legado duradero, ya que el parque sigue siendo un pulmón verde vital en la actualidad.

Diseño del arquitecto Ricardo Bastida y el ingeniero Juan de Eguiraun

Ricardo Bastida

El diseño del Parque de Doña Casilda estuvo a cargo del reconocido arquitecto Ricardo Bastida y el ingeniero Juan de Eguiraun. Ambos profesionales se encargaron de dar forma a este espacio, teniendo en cuenta la visión de Casilda Iturrizar y su deseo de crear un lugar hermoso y armonioso para la ciudad.

Bastida y Eguiraun lograron plasmar un jardín de estilo inglés, inspirado por los magníficos parques británicos. Este enfoque se refleja en la disposición de los senderos, áreas verdes y elementos decorativos del parque. Su diseño cuidadoso aseguró que el espacio sea agradable para los visitantes, ofreciendo un entorno tranquilo y sereno en medio de la bulliciosa ciudad.

Características y atracciones del parque

El Parque de Doña Casilda ofrece una variedad de características y atracciones que lo convierten en un lugar único en Bilbao. A continuación, se destacan algunos de los puntos más interesantes:

Estanque con aves y apodo de 'parque de los Patos'

En el corazón del parque se encuentra un hermoso estanque donde viven diversas especies de patos, cisnes y pavos reales. Este vecindario acuático ha llevado al parque a ser conocido popularmente como el 'parque de los Patos'. Pasear junto al estanque crea una experiencia tranquila y relajante, donde se puede disfrutar de la belleza de las aves y su entorno natural.

Fuente ornamental y su conexión con el estanque

Parque Doña Casilda

La fuente ornamental, ubicada junto al estanque, crea una armonía visual y sonora en el parque. Con dos chorros de agua que se elevan en el aire, la fuente ofrece una vista impresionante y refrescante en los días soleados. Además, la conexión física entre la fuente y el estanque permite que el agua fluya de manera continua, añadiendo aún más encanto a este espacio.

Pérgola y su función como espacio para actividades musicales y teatrales

La pérgola, diseñada por Pedro Guimón, es una estructura destacada en el Parque de Doña Casilda. Ubicada estratégicamente, sirve como un escenario al aire libre para actividades musicales y teatrales durante los meses de verano. Allí, los visitantes pueden disfrutar de espectáculos en vivo mientras se relajan en un entorno natural y acogedor.

Pérgola

Carrusel clásico y su presencia en el parque

El parque cuenta con un encantador carrusel clásico que añade un toque nostálgico y divertido al lugar. Tanto niños como adultos pueden subirse a los hermosos caballitos y disfrutar de un paseo encantador mientras el carrusel gira suavemente al son de la música. Es una atracción popular que agrega un elemento lúdico al ambiente del parque.

Museo de Bellas Artes y su construcción en el parque

El Museo de Bellas Artes de Bilbao tiene su hogar en el Parque de Doña Casilda. Esta importante institución cultural se construyó íntegramente en el parque durante la década de 1940. Con una rica colección de obras de arte, el museo es un destino obligado para los amantes del arte y ofrece una fusión única entre naturaleza y cultura en este entorno verde.

Desarrollo y ampliación del Parque de Doña Casilda

El Parque Doña Casilda ha experimentado un desarrollo continuo a lo largo del tiempo, destacando su ampliación en el año 2006 que añadió 30.000 metros cuadrados a su extensión original. Esta ampliación fue realizada con el objetivo de enriquecer aún más el entorno natural del parque y crear nuevos espacios de recreación para los visitantes.

Conexión con Abandoibarra y el Ensanche

Una de las principales mejoras realizadas en el parque fue su conexión con los distritos de Abandoibarra y el Ensanche. Se crearon senderos y calles con el mismo pavimento, mobiliario y farolas que el Parque de Ribera, lo que creó una estética común en toda la zona. Esta conexión facilitó el acceso al parque desde diferentes puntos de la ciudad, promoviendo así su disfrute por parte de residentes y visitantes.

Renovación y unificación estética con el Parque de Ribera

Con el objetivo de crear un entorno cohesionado, el Parque Doña Casilda se sometió a un proceso de renovación que buscaba unificar su estética con la del Parque de Ribera. Esto se logró mediante la utilización de los mismos elementos de diseño, materiales y estilo arquitectónico en ambas zonas verdes. Esta unificación estética ha contribuido a potenciar la belleza y armonía de ambos parques, generando un atractivo conjunto que invita a disfrutar de la naturaleza en pleno centro de la ciudad.

Ampliación en 2006 y creación de zonas verdes y bulevar arbolado

La ampliación realizada en el año 2006 permitió la creación de nuevas zonas verdes que incrementaron la belleza y la diversidad del Parque Doña Casilda. En esta ampliación se destinaron 18.000 metros cuadrados a la creación de áreas verdes, mientras que el resto se transformó en un hermoso bulevar arbolado. Estos espacios ofrecen a los visitantes la posibilidad de disfrutar de agradables paseos rodeados de naturaleza, proporcionando un ambiente tranquilo y relajante en pleno corazón de la ciudad.

  • Ampliación en el año 2006
  • Creación de zonas verdes
  • Transformación en un bulevar arbolado

Vegetación, esculturas y monumentos del parque

Parque Doña Casilda

El Parque Doña Casilda es conocido por su abundante y variada vegetación, que contribuye a su belleza natural. Dentro del parque, se pueden apreciar diversas especies de árboles, arbustos y flores, creando un entorno lleno de color y vida. Entre la vegetación más destacada se encuentran los árboles frondosos como olmos, tilos, plátanos y castaños, que brindan sombra en los días soleados y embellecen el paisaje del parque.

Asimismo, el parque alberga diferentes esculturas que añaden un toque artístico al entorno. Una de las esculturas más destacadas es la dedicada al payaso Tonetti, que rinde homenaje a los niños de Bilbao. Esta escultura, creada con gran detalle y expresión, se ha convertido en un punto de interés popular para los visitantes del parque. Además, se puede encontrar una escultura del reconocido artista Eduardo Chillida, cuya obra aporta singularidad y belleza al paisaje del parque.

Un monumento emblemático en el Parque Doña Casilda es el dedicado a Tonetti. Este monumento, situado en un lugar destacado del parque, es un homenaje a los niños de Bilbao y representa la alegría y la inocencia de la infancia. Con su diseño único y su significado simbólico, el Monumento a Tonetti se ha convertido en un punto de encuentro y admiración para los visitantes.

Actividades y puntos de interés adicionales

El Parque Doña Casilda ofrece una variedad de actividades y puntos de interés para disfrutar durante la visita. Aquí te presentamos algunas de las opciones que puedes encontrar:

Plaza de la Musa de Arriaga y cafetería del Museo de Bellas Artes

En el corazón del parque se encuentra la Plaza de la Musa de Arriaga, un lugar tranquilo y acogedor donde puedes sentarte en uno de sus bancos y observar el entorno natural. También puedes aprovechar para visitar la cafetería del Museo de Bellas Artes, ubicada en los alrededores de la plaza, donde podrás disfrutar de una agradable pausa para tomar algo y contemplar las obras artísticas del museo.

Importancia del Parque Doña Casilda como pulmón verde de Bilbao

El Parque Doña Casilda ocupa un lugar destacado en Bilbao como un verdadero pulmón verde dentro de la ciudad. Su extensa área verde y sus hermosos jardines ofrecen un espacio de esparcimiento y conexión con la naturaleza para todos los habitantes y visitantes.

Espacio de esparcimiento y naturaleza en la ciudad

Parque Doña Casilda
  • El parque, con sus extensos terrenos y la variedad de vegetación que alberga, se convierte en un oasis en medio del entorno urbano, brindando la oportunidad de escapar del bullicio de la ciudad y disfrutar de la tranquilidad y la belleza natural.
  • Los senderos y caminos del parque invitan a pasear, hacer ejercicio al aire libre y disfrutar de la vegetación y las flores que lo adornan. Es un lugar ideal para relajarse, respirar aire fresco y conectar con la naturaleza en pleno corazón de Bilbao.

Rol en la conexión entre distritos y áreas renovadas

  • El Parque Doña Casilda desempeña un papel fundamental en la conexión entre los distritos de Abandoibarra y el Ensanche, creando un vínculo natural entre estas áreas de la ciudad.
  • Gracias a su diseño y renovación, el parque se ha convertido en un nexo de unión estética con el Parque de Ribera, compartiendo el mismo pavimento, mobiliario y farolas, lo que crea una estética común y coherente en la zona.
  • La ampliación del parque en 2006 ha fortalecido aún más su papel como conexión entre distritos, agregando nuevos espacios verdes y un bulevar arbolado que enlaza de manera armoniosa y atractiva con Abandoibarra.

Disfrutando del Parque Doña Casilda

Oportunidades para relajarse y pasar tiempo en la naturaleza:

Oportunidades para relajarse

El Parque Doña Casilda ofrece un entorno tranquilo y sereno donde los visitantes pueden relajarse y escapar del bullicio de la ciudad. Sus extensas áreas verdes, llenas de frondosos árboles y flores coloridas, brindan un ambiente perfecto para disfrutar de un momento de paz y tranquilidad. Ya sea en un banco junto al estanque, bajo la sombra de un árbol o en una de las áreas de picnic, el parque ofrece múltiples espacios para descansar y recargar energías.

Pasar tiempo en la naturaleza

El Parque Doña Casilda es un lugar ideal para conectarse con la naturaleza y disfrutar de su belleza. Sus senderos y caminos serpentean a través de la exuberante vegetación, permitiendo a los visitantes explorar y descubrir rincones encantadores. Ya sea dando un tranquilo paseo, corriendo o montando en bicicleta, el parque ofrece oportunidades para disfrutar al aire libre y conectar con el entorno natural.

Además, el estanque del parque es un punto destacado, donde se pueden admirar las aves y disfrutar de la tranquilidad del agua. Observar los patos, cisnes y pavos reales nadar graciosamente en el estanque es una experiencia única que cautiva a grandes y pequeños.

Actividades recreativas como paseos, ejercicio y juegos infantiles

Paseos y ejercicio

El Parque Doña Casilda ofrece amplios espacios para que los visitantes realicen paseos y ejercicios al aire libre. Sus amplios caminos y senderos envueltos en un entorno natural son ideales para dar un paseo relajante o practicar actividades como correr, trotar o montar en bicicleta. Además, el parque cuenta con áreas acondicionadas especialmente para realizar ejercicios al aire libre, como estaciones de ejercicio, lo que brinda la oportunidad de mantenerse activo mientras se disfruta del entorno verde.

Juegos infantiles

El Parque Doña Casilda también cuenta con áreas de juegos infantiles, donde los niños pueden disfrutar de diversas instalaciones recreativas. Toboganes, columpios, estructuras para trepar y juegos de equilibrio son solo algunas de las opciones disponibles para que los más pequeños se diviertan y disfruten al máximo. De esta manera, el parque se convierte en un espacio perfecto para que las familias pasen momentos agradables y los niños puedan jugar en un entorno seguro y rodeado de naturaleza.

Qué ver en Bilbao

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón \"Aceptar\", acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más info